¿ Que Creemos ?

Como entidad Cristiana creemos en lo siguiente

La salvación por gracia. Cristo tomó el castigo que cada pecador merece y nos da vida eterna. A través de Su sacrificio tenemos la bendición de una relación personal con él. (Efesios 2.8)

El bautismo en el ser lleno del Espíritu Santo. Al Jesús regresar al Padre nos dejó su Espíritu, y su Espíritu nos da el poder de vivir en Él. (Mateo 28.19, Efesios 5.18, Hechos 2.17-18)

La sanidad divina. Creemos y testificamos que Jesús sana hoy, El es bueno y anhela expresar toda su bondad en y a través de nuestras vidas. (Marcos 16.17 y 18)

Los dones del Espíritu. El Espíritu Santo se manifiesta de maneras diversas para edificación a los que nos rodean, dentro de un orden que Dios mismo ha pedido. (1ra Corintios 14)

La segunda venida de Cristo. Jesús regresará otra vez coronado con poder y majestad. (Apocalipsis 22.7)

El fruto del Espíritu. Este fruto es el resultado de tener la presencia de Dios viviendo en nuestros corazones, la cual produce amor, paz, gozo, paciencia, benignidad, bondad mansedumbre y templanza. (Gálatas 5.22-23)

La fe que mueve montañas. La fe es necesaria para agradar a Dios, y lo maravilloso es que El mismo es quien nos da la fe que tanto necesitamos. (Mateo 17.20 Hebreos 11.1, Hebreos 12.2)

El evangelismo personal. Creemos en compartir la verdad de las Buenas Nuevas de salvación con todos los que nos rodean, Jesucristo es El camino, La verdad y La vida. (Mateo 28.19-20, Juan 14.6)

Declaración de Equidad e Igualdad 

En nuestro centro educativo creemos en lo establecido en la Palabra de Dios (Hechos 10.34, Romanos 2.11, Efesios 6.9) de que Dios no hace acepción de personas. Por lo tanto, nos comprometemos a tratar de manera equitativa y justa a cada individuo sin discriminar por género, nacionalidad, cultura ni color.

Ideología de Género

Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza, varón y hembra los creó.

Creemos en vivir una vida conforma al género que Dios ha dado a cada ser humano al momento de su nacimiento y entendemos que este estilo de vida (de acuerdo al diseño de Dios) nos permite vivir en la abundancia prometida por Cristo Jesús.  Creemos que la Palabra de Dios habla del matrimonio entre hombre y mujer siendo esta la única forma de crear una familia de acuerdo a sus estatutos. También creemos en la realidad de que no hay nada imposible para Dios, no hay desviación, trauma ni confusión que lleve al hombre a vivir en contra de lo establecido por Dios que no pueda ser vencido por la obra de Cristo en la cruz.